Tuesday, 8 February 2011

LA DIFERENCIA ENTRE UN CLUB RICO Y UN CLUB GRANDE

Cuando Torres se marchó hace una semana, justificó su traspaso al Chelsea con un comentario en el que, según él, no había clubes más grandes por encima de los londinenses. Obviamente, el domingo descubrió que había cometido un error de bulto: confundir “grande”… con “rico”. En Stamford Bridge, pudimos ver por qué equipos como el LFC son más grandes que otros, por mucho dinero que su dueño pueda llegar a invertir: porque el orgullo que sacan en situaciones difíciles viene impuesto por una camiseta llena de historia. Ayer, en la banda, daba órdenes Dalglish. Pero a través de la boca de Dalglish, se podía escuchar a Shankly explicando una y otra vez que el fútbol es un deporte solidario que requiere de juego en equipo y de sacrificio.

Obviamente, no todo es empuje en esto del fútbol. Muchos hinchas comienzan a señalar que, además del alcance psicológico que puede tener para un jugador de veintitantos años recibir órdenes de una leyenda como Dalglish, el fútbol moderno basa sus éxitos en estrategias, y por eso se habla ya del efecto “Steve Clark”, el nuevo ayudante del entrenador, fichado recientemente, y al que se "culpa" de que hayamos conseguido una racha de cuatro partidos seguidos sin encajar un gol. Desconozco las ventajas y desventajas de esa defensa de tres centrales, con dos laterales de recorrido, pero parece que funciona. Hemos pasado de ser un “coladero”, a tener una defensa sólida, sin necesidad de cambiar de jugadores. El presente vuelve a sonreirnos y ahora mismo el único objetivo es ganar el sábado al Wigan para seguir acercándonos a los puestos de Champions. Donde los equipos grandes siempre deben estar. YNWA.

   Amador

_______________

When Torres left last week, he justified his move to Chelsea with a comment claiming that there are no bigger clubs than the Londoners. Obviously, on Sunday he found out that he had made a mistake in confusing "big"... with "rich." At Stamford Bridge, we could see why teams like LFC are bigger than others - however much money that the owners are going to invest - because the pride that is shown in difficult situations comes from a shirt filled with history. On Sunday, from the touchline, Dalglish was giving the orders. But through the mouth of Dalglish, Shankly could be heard explaining over and over again that soccer is a sport that requires supportive teamwork and sacrifice.

Obviously, not everything is driven by this in football. Many fans are beginning to point out that besides the psychological effects that taking orders from a legend like Dalglish can have on a player in his twenties, success in the modern game is based on strategy. As a result, the "Steve Clark" effect is now being talked about. Steve Clark, the recently signed new assistant coach, is already being credited with the fact that we have had a four game run without conceding a goal. I don't know the advantages and disadvantages of this three man central defence with two wing backs, but it seems to work. We've gone from having a "loophole" to having a solid defence, without any need to change players. The present times are smiling on us again and right now the only goal is to win against Wigan on Saturday to continue trying to reach the Champions League places - where the big teams must always be. YNWA.


   Amador

(translation: NT)

6 comments:

Jorge-George Olmos said...

Unos quieren titulos y yo quiero victorias que me den titulos.

Esto es Anfield

Richie said...

Fantastic piece!

Anonymous said...

Fantástico Amador. Tienes toda la razón, rico no tiene nada que ver con grande.

Te cuento próxima vez que estamos en el Triskel como me expulsaron de Stamford Bridge por haber celebado el gol de Meireles

; )

Pax said...

Lo de Stamford Bridge lo tienes que contar en crónica "Anonymous" conocido.
Yo, a lo táctico de Lover añado una opinión/petición a Comolli o a Clark... "Necesitamos" a alguien que saque el balón jugado. Un Xabi Alonso en resumen.
Y otro comentario SIN ira. Ésto demostrará quien es "grande". Cuando Torres vino al Liverpool, estoy seguro de que se vendieron muchisimas camisetas Red en España, muchas... Que me cuenten cuántas Blue van a vender... Muy pocas.
Apuesto.
Éso es ser un equipo grande.

lover said...

Muy acertado el comentario sobre las ventas y el marketing, Pax. Creo que no solo en Madrid, también en Asia, nosotros y nuestro innombrable rival tienen mucho más tirón.

Luis JFT96 said...

Lo de las camisetas en Asia nos lo puede contar S(a)imon, que le tenemos allí infiltrado.

Post a Comment